Encantado de saludarte

Mi nombre es Manuel, Psicólogo Sanitario y la persona que te explicará en este escrito el qué, cómo y para qué de una psicoterapia que busca la reducción del malestar y la satisfacción de tus necesidades. Para conseguirlo llevaremos a cabo una interacción respetuosa, responsable y autónoma entre persona y terapeuta en la que el segundo ayuda a la primera a ayudarse a sí misma.

¿Qué terapeuta soy?

Tras licenciarme decidí formarme en psicoterapia integradora, inclinándome posteriormente por la terapia humanista. Si llegados a este punto no sabes de lo que hablo todo va bien, puedes seguir leyendo sin miedo.

En mi intención de encontrar mi orientación dentro de la psicoterapia me formé en la que integra a todas. Tras hacer ese repaso general descubrí que las Terapias Humanistas serían la vía por la que seguir. Si bien tomo como referencia estas últimas, el abordaje integrador propone una intervención concreta para cada caso particular y ajusta cada intervención a cada persona.

¿Qué persona soy?

La persona que integra al terapeuta es más importante que cualquiera de sus formaciones. Para que me conozcas un poco en esta parte te confieso una de mis más arraigadas creencias: emoción y pensamiento son partes fundamentales del ser humano y es en la interacción con los demás donde las ponemos en juego.

Decidí especializarme como psicoterapeuta por la oportunidad única que ofrece la terapia de aportar algo distinto a lo que cada persona viene haciendo en sus vidas, la oportunidad de llevarse puesto algo que no traían.

¿En qué te puedo ayudar?

Es probable que en este momento de tu vida te veas afectado por multitud de factores de diferentes fuentes y épocas. Variables como el frenético ritmo de vida actual y la complejidad de las diversas relaciones sociales se mezclan con tu historia de vida pasada y presente. Estas situaciones y relaciones interaccionan en cada fase de tu ciclo vital de manera distinta y a su vez van cambiando con el paso del tiempo.

De la interacción entre estos elementos pueden derivarse dificultades, de las que también puede derivarse malestar. Un malestar que tiene la posibilidad de adoptar diversas formas. Puede manifestarse en forma de ansiedad propiciada por el tremendo estrés al que estás expuesto o incluso en forma de miedos y preocupaciones relacionados con la situación que estás viviendo. Puede estar provocando una falta de sueño o problemas con la alimentación y afectando con ello a tus hábitos de vida. Quizás te sientes triste y cansado de tanto llorar o quizás no estás siendo capaz de llorar una tristeza que sientes. Rabia contenida o ira desbordada, impotencia y frustración. Emoción y pensamiento se alían y se enfrentan a la vez para dificultar tu día a día y no sabes qué hacer con ello.

¿Cómo puedo ayudarte? 

Si te sucede algo similar, te sientes identificado o “conoces a alguien a quién le pasa” déjame decirte que es normal. Te comprendo.  Todo este malestar puede llegar a existir dentro de una persona. Forma parte de tu naturaleza y es una respuesta a las situaciones por las que has pasado. Ahora bien, que sea natural y normal no significa que puedas permitir que campe a sus anchas si lo que te produce es malestar y sufrimiento.

La orientación humanista postula un respeto total por tu discurso, tu historia y tu situación particular y fomenta la asunción de una responsabilidad sobre lo que te sucede para que puedas hacerte cargo de tu situación actual de manera autónoma y reforzada.

Empezaremos por conocer tu historia única y genuina. La conectaremos con tu presente para poder explorar desde el aquí y ahora tus propias necesidades. Trabajaremos juntos y en colaboración al servicio de tus necesidades respetando su procedencia y haciéndote responsable de las mismas y de su satisfacción.

¿Para qué puede servirte esta ayuda? 

Conociendo tu historia, dándote cuenta de tu presente y haciéndote cargo de tu futuro podrás despertar antiguos recursos dormidos, potenciar recursos existentes y aprender recursos nuevos para afrontar las situaciones que se te presenten de manera autónoma, responsable y respetuosa con tus propias necesidades. El objetivo no es otro que el de ayudarte a que te ayudes, respetando tu caso particular en su totalidad y compartiendo inicialmente la responsabilidad de trabajar juntos para que finalmente puedas hacerte cargo de tu vida y de tu bienestar.

¿Cómo puedes contactar conmigo?

Si sientes que todo esto te cuadra y quieres saber más puedes ponerte en contacto conmigo a través de los datos del apartado de contacto. Si no te cuadra y tienes alguna duda, consulta u opinión también te animo e invito a contactar conmigo. En ambos casos estaré encantado de leerte, de escucharte y por supuesto encantado de saludarte.

Anuncios
Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close